talis II PHB 360-20-1i

18.06.0020.1

Para algunas aplicaciones, con un detector de presencia montado a mayor altura se obtiene la mejor perspectiva. Para esos casos, Grässlin ha desarrollado talis II PHB 360-20-1i. Abarca un diámetro de 20 m hasta una altura de 12 m, de modo que son ideales para las grandes naves, los almacenes de estantes altos o espacios similares. Su sensor infrarrojo pasivo conmuta automáticamente el consumidor eléctrico conectado en función del reconocimiento de presencia de personas y la cantidad de luz ambiental. En este caso, el control remoto no es una cuestión de comodidad, sino que es imprescindible si se tienen que cambiar ajustes. Este detector de presencia permite una alta eficiencia energética gracias al balance lumínico periódico y a la función offline si hay luz natural suficiente.

{{ $productItemDetails.showingMore ? 'Leer Menos' : 'Leer Más' }}
CE